• CURANILAHUE: Empresa que construiría ”Puente Prat” se declaró en quiebra.

    CURANILAHUE: Empresa que construiría ''Puente Prat'' se declaró en quiebra.

    Desmovilizará más de 30 obras y despedirá 2.500 trabajadores.

    La empresa constructora Claro, Vicuña y Valenzuela (CVV) anunció que solicitó su quiebra, lo que implicará la desmovilización de 30 obras en ejecución a lo largo de Chile, serán desvinculadas más 2.500 personas y habrá impacto sobre productos y servicios de más de 1.500 proveedores de distinto tamaño.

    En un comunicado, la empresa acusó una serie de factores que la obligaron a tomar la decisión, señalando que a la fecha el “volumen de deuda corriente con el que la empresa inicia este proceso de liquidación voluntaria asciende a los $58 mil millones”.

    Entre estos factores, incluye “problemas estructurales de la industria de la construcción”, destacando el “aumento de precio de los materiales, menor disponibilidad de mano de obra, inflación e interrupciones en la cadena logística que bajos los stocks de disponibilidad de materiales”.

    “Todos estos factores afectaron la continuidad de las operaciones, la productividad de los proyectos y la eficiencia en el uso de recursos, teniendo como consecuencia de todos estos factores, un impacto relevante en los costos y plazos de las obras”, afirmó.

    A ello suma la “burocracia de los mandantes públicos para gestionar pagos”.

    “Atraso en el curso de los estados de pago mensuales con su respectivo incumplimiento de la ley de pago a 30 días y retrasos en la tramitación de convenios de pago de obras ejecutadas y por ejecutar.

    A esto se sumó la no recepción y finiquito de obras terminadas. Con implicancias en retención de estados de pago, así como la no devolución de boletas de garantía”, acusó.

    “La decisión del Ministerio de Obras Públicas, de reajustar retroactivamente sus contratos, medida solicitada hace meses por la compañía, es tardía para Claro Vicuña Valenzuela. Obras que estaba desarrollando quedarán inconclusas, entre las que se cuentan el `bypass` de Castro, el Hospital de Curacautín, la avenida principal de Angol, entre muchas otras”, advirtió.

    En este contexto, la compañía dijo que “a todos los futuros beneficiarios de estas obras les expresamos nuestro profundo pesar por la espera que deberán seguir enfrentando”.

    “Claro Vicuña Valenzuela hizo todos los esfuerzos posibles por hacer ver a las autoridades las complicaciones que enfrentaba la industria en general y la empresa en particular; no obstante, la autoridad no sopesó la gravedad de la situación y hoy llegamos al punto de no continuar con nuestras operaciones.

    La empresa desea agradecer y destacar a todos sus trabajadores por el esfuerzo desplegado, así como también, a nuestros proveedores y subcontratos las muestras de apoyo recibidas, el compromiso, la confianza y todo el trabajo desarrollado en estos 65 años de trayectoria”, cerró.