• Operario forestal falleció tras sufrir impacto de un árbol que cayó en faena.

    Operario forestal falleció tras sufrir impacto de un árbol que cayó en faena.

    Consternación en Curanilahue tras muerte de trabajador en el lugar de los hechos, los colegas y amigos de Miguel mostraban gran dolor, ya que el accidente fue inesperado y nunca habían vivido algo así.

     

    Aplastado por un árbol de una tonelada falleció ayer un trabajador forestal. El trágico accidente se registró en el fundo La Envidia, ubicado en la zona cordillerana de Curanilahue.

     

    La víctima fatal, Miguel Muñoz, de 45 años, se desempeñaba como jefe de línea en una torre de madereo hace más de ocho años, según contaron sus colegas de la empresa forestal Kupal.

     

    Luis Neira, colega del fallecido y dirigente del sindicato de la empresa, explicó que “las líneas transportan troncos que pesan cerca de una tonelada. Cuando se traba uno de ellos, se trata de soltar con un cable. Por lo que entendemos, en ese momento le habría caído uno desde cinco metros”.

     

    Hasta el lugar de los hechos, a unos 70 minutos de Curanilahue, acudió personal del Samu, quienes constataron la muerte del trabajador en el lugar.

     

    Posterior a ello, el fiscal de turno instruyó diligencias del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la PDI, quienes acudieron hasta el predio 261 del fundo La Envidia para realizar peritajes que ayuden a esclarecer las causas en que ocurrieron los hechos.

     

    También concurrieron funcionarios de la Inspección del Trabajo.

     

    En tanto, Luis Neira aseguró que “era un hombre tranquilo, piolita. Era una persona sin ningún vicio, simpático, amable. Estamos todos mal”.

     

    “No se reemplaza una vida humana y menos de una persona que era tan buena. Es peligroso este tipo de trabajo, a pesar de que se trabaja con la máxima seguridad”, añadió.