Curanilahue la comuna mas afectada por inundaciones.

Curanilahue la comuna mas afectada por inundaciones.

El Día del Padre se vivió de una manera muy especial en Curanilahue. Muchos fueron los que recibieron el cariñoso saludo de sus hijos mientras trabajaban en la limpieza de sus viviendas que resultaron anegadas.

“Aquí estamos, afectados, pero tirando para adelante no más. Llevó treinta años viviendo acá. Me gustó Curanilahue y me quedé aquí. Trabajo en los programas Proempleo”, dijo Laurentín Retamal, junto a sus nietos Yordi e Ibrian.

“Afortunadamente todos estamos aquí, unidos. Por cierto que ahora estamos pasando por un momento más complejo, pero siempre se lleva el espíritu del Día del Padre. Tengo dos hijas y tengo que echarle para adelante”, agregó Leonardo Quiñimil, papá de Priscilla y Valentina.

José María Espinoza (86), es cañetino, pero lleva sesenta años viviendo en Curanilahue y tiene seis hijas. “Perdí algunas camas, pero estamos bien, tratando de recuperarnos”, añadió el hombre casado hace 62 años con Juana.

Rina Espinoza, hija de José María, comentó que esta celebración del Día del Padre fue distinta. “Somos una familia aguerrida, que ha pasado por tantas cosas, como fallecimientos y otras cosas. Nos ha tocado bien duro, pero esto es un fenómeno de la naturaleza que Dios permite y lo vemos así. Para este Día del Padre almorzamos en la casa de un hermana”, apuntó.

El panorama en algunos sectores es desolador: vecinos tratando de secar como pueden sus casas y así evitar futuras complicaciones. Los esfuerzos están destinados completamente a revertir el mal momento y volver a la normalidad en el corto plazo.

Diego Ortiz, quien tiene un almacén junto a su familia, aseguró que “perdimos todo. Máquinas, productos, hasta lo que teníamos en la bodega. No sabemos qué hacer para recuperarnos”.

De acuerdo a las estimaciones del afectado, las pérdidas son millonarios. “Calculo que en total deben ser unos 50 millones de pesos. De verdad que es pérdida total”, dijo.

Diego contó que nunca había visto una inundación así. “Fue todo muy rápido. Primero tratamos de sacar el agua con una motobomba, pero no era suficiente. Fui al centro a comprar mangueras para ocupar dos, demoré media hora y al regresar estaba todo flotando”, señaló.

“Da la impresión que un río entró a la casa y se llevó todo. Nunca había presenciado algo así”, manifestó dolido.

Por esta situación, pidió que “nos ayuden a salir de esta tragedia. Acá necesitamos pagar cuentas y otras cosas, sobre todo porque habíamos comprado mercadería hace poco”.

Mauricio Ferreira, un vecino del sector céntrico, sostuvo que “lo que urge en este momento es carbón, para secar la casa y las pocas cosas que se pudieron salvar”.

“Tenemos muchas pérdidas, porque todo lo que estaba bajo se mojó. El agua es del río, así que obviamente está sucia” dijo.

En su caso, también necesitan comida. “Los alimentos estaban en un mueble que se mojó por completo, así que eso es lo que necesitamos en este momento”, pidió.

En otro punto de la comuna, en la población Javiera Carrera, Víctor Gómez mira el desastre que quedó en su vivienda. “El estero se subió completo, nos inundó casi todo”, lamentó.

Por esta emergencia, perdió todo lo que tenía en el primer piso. “Es difícil, porque uno no espera que pasen estas emergencias. Es algo impensado”, dijo.

Al igual que todos en Curanilahue, está esperando ayuda. Ojalá que se acerquen pronto las autoridades, porque la situación es bien compleja”, indicó.

En su población, las esquinas están repletas de elementos que se echaron a perder con el agua. “Allá fui a tirar mis cosas, porque ya no sirven”, comentó.

Voluntarios de las tres compañías de Bomberos estuvieron desplegados por todo Curanilahue desarrollando labores de limpieza con la ayuda de efectivos de la Armada y el Ejército, que se desplazaron hasta esa comuna.

Desde el Regimiento Chacabuco se envió el sábado una Unidad Fundamental de Emergencia compuesta por 28 hombres, mientras que el domingo se desplazó otro contingente de 54 efectivos, que ayudaron en labores de limpieza y también en la evacuación de las viviendas.

Un refuerzo de 110 carabineros se ha mantenido haciendo rondas para evitar robos en las casas evacuadas debido a las inundaciones, pero aun así han llegado denuncias de vecinos que acusan robos mientras ventilaban sus viviendas.

Las clases de los establecimientos educacionales dependientes de la Dirección de Educación Municipal estarán suspendidas al menos durante la jornada de hoy. Sin embargo, la alimentación para los niños beneficiarios de Junaeb está asegurada y funcionará de manera normal.

Durante el fin de semana, funcionarios municipales realizaron un catastro en terreno de las personas afectadas por las inundaciones a la vez que se coordinó la entrega de ayuda, la que está siendo acopiada en el gimnasio Polideportivo local y distribuida de manera personalizada, de acuerdo a las necesidades.

El ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, estuvo visitando las zonas afectadas por el sistema frontal y comprometió ayuda inmediata para las familias afectadas. “Da la impresión que un río entró a la casa y se llevó todo. Nunca había presenciado algo así”, Diego Ortiz.

RONDAS MÉDICAS PREVENTIVAS EN TERRENO

Funcionarios del Cesfam Eleuterio Ramírez realizaron rondas médicas para evaluar el estado de las personas tras las inundaciones, como una forma de prevenir la aparición de infecciones y enfermedades respiratorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *